La Tinea unguiüm, onicomicosis o tiña de las uñas es una infección superficial en las uñas de los pies causadas por hongos dermatofitos de los géneros Trichophyton y Microsporum. 
El riesgo de tener una infección por un dermatofito en la vida de una persona oscila entre 10 y 20 por ciento, y es una de las formas más frecuentes de onicomicosis. Las uñas de los pies se ven más afectadas que las de las manos, afectando a los adultos con más frecuencia que los niños. Otros factores de riesgo incluyen la práctica de deportes, la diabetes, circulación pobre en las extremidades y el uso incorrecto de zapatos. 
Cuadro clínico: no cursa con síntomas, siendo un problema mayormente cosmético al mostrar uñas de coloración blanquecina o amarillenta, quebradas, frágiles y deformes. Al progresar la infección se ve la separación de la lámina ungueal del lecho de la uña. Ocasionalmente se puede acompañar de dolor, o incomodidad y raramente se observa celulitis de la piel vecina. El extremo distal de la uña es la que se afecta con muchísima mas frecuencia, en menor frecuencia puede iniciar en el extremo proximal o lateral.
Clínica Podológica Caminàs


La uña encarnada se produce cuando los lados o bordes de la uña del pie se meten en la piel, causando dolor, hinchazón y enrojecimiento.
La uña se introduce en los pliegues ungueales laterales, provocando una reacción de cuerpo extraño.
La uña encarnada es una afección muy común que puede llegar a ser muy dolorosa.

Es conveniente acudir al podólogo ante los primeros síntomas de dolor, para quitar la espícula cuanto antes. Ya que, si dejamos que vaya a más, puede acabar complicándose con una infección de peores consecuencias, produciéndose un cuadro muy doloroso.
Clínica Podológica Caminàs

Es un tratamiento más para la uña encarnada.

Consiste en la aplicación de una lengüeta con memoria, para conseguir la corrección de la uña y permitr la liberación en el canal ungueal.
Clínica Podológica Caminàs
 
El pie diabético se define como una "alteración clínica de base etiopatogénica neuropática e inducida por la hiperglucemia mantenida, en la que con o sin coexistencia de isquemia, y previo desencadenante traumático, produce lesión y/o ulceración del pie".

Desde un punto de vista práctico, nos ha resultado de utilidad etiquetar como pie diabético, todas aquellas lesiones que los diabéticos presentan en las extremidades inferiores y algunas de ellas no siempre entran en esta definición. 
Para obtener unos resultados óptimos en el tratamiento del pie diabético, debemos conocer tanto los factores etiopatogénicos que actúan en la producción de las lesiones como la fisiopatología de las mismas. Por ello, difiere notablemente el manejo de una úlcera isquémica, neuropática o mixta, las infecciónes, etc.
 
Por todo ello y sus complicaciones es importante al podologo, para que le detalle los cuidados apropiados, el tratamiento a seguir en cada caso.
Clínica Podológica Caminàs

Las úlceras en los pies y las piernas son pérdidas de la piel (en todas o alguna de sus capas) que no cicatrizan bien y que pueden ir acompañadas de inflamación. 
Algunas veces no cicatrizan y se hacen crónicas. Cuando las úlceras crónicas se localizan en piernas y pies, afectan fundamentalmente a las personas mayores. La causa más frecuente de las úlceras crónicas en las piernas es la mala circulación de la sangre (úlceras arteriales y venosas). 
Entre otras causas se incluyen: 
 
 Lesiones (úlceras traumáticas, quemaduras, rozaduras, etc.). 
Diabetes, en la que las úlceras se producen por una mala circulación de la sangre o por la pérdida de sensibilidad, que da como resultado las úlceras de decúbito. 
 Determinadas afecciones de la piel, enfermedades vasculares, tumores e infecciones.